Prácticas en estudios fotográficos

Blog

Hacer los primeros pasos en el mundo profesional al lado de alguien que lleva varios años en el sector es todavía una de las mejores maneras para aprender y avanzar. Un periodo de prácticas en un estudio de fotografía es beneficioso, sobre todo si quieres dedicarte a la fotografía de producto, a los retratos o al mundo de la moda. Es una experiencia que aporta competencias y nuevos conocimientos, no solo técnicos y no solo en el ámbito de la fotografía.

Se puede objetar que con la cantidad de tutoriales y cursos que podemos encontrar online, realmente, lo del las prácticas no tiene mucho sentido. Es cierto que existen tutoriales de gran calidad, impartidos por fotógrafos y fotógrafas de éxito. Hay profesionales que no solo son excelentes en su sector específico, sino que también tienen dotes pedagógicas excepcionales y que saben transmitir sus conocimientos de forma entretenida.

El asistente de fotografía

asistente de fotografía es más que un becario. Al llegar al estudio se le requiere que domine la disciplina y sepa usar el equipo, las herramientas del trabajo. Los estudios fotográficos con mucho volumen de trabajo necesitan asistentes porque su labor se hace indispensable. Imaginémonos un estudio como un quirófano: hay el cirujano o los cirujanos y muchos otros profesionales que colaboran para conseguir una operación exitosa.

Estudio fotográfico

Al fin y al cabo, en un contexto laboral real no se amplía sólo y únicamente los conocimientos técnicos y se aprende cómo crear esquemas de luz eficaces o la escena adecuada para una sesión de fotos de moda.

Trabajando en un estudio fotográfico, en un ámbito profesional, en el cual se requiere un determinado ritmo de trabajo, se adquieren o se desarrollan también lo que se conocen como soft skills o habilidades blandas: la sociabilidad, la escucha activa, la asertividad, entre otras. Éstas tienen más que ver con la capacidad de integrarse en un equipo, comunicar de forma correcta y colaborar con los compañeros. Las soft skills son cada vez más relevantes en las cualidades de un empleado.

¿Dónde buscar?

La competencia para obtener un puesto de prácticas es, en general, dura. En el sector de la fotografía, conseguir un puesto de asistente en un estudio de fotografía se presenta como una empresa aún más difícil.

Las escuelas que ofrecen una bolsa de trabajo son indudablemente la mejor de las fuentes de oportunidades laborales para los aspirantes asistentes y los futuros fotógrafos profesionales. La que ya hemos indicado como plataforma de aprendizaje online, Domestika.org, es también una comunidad de profesionales de las industrias creativas y cuenta con un buscador de empleo y colaboraciones. Se puede insertar un perfil personal y un pequeño portafolio para tener más visibilidad.

Otra manera para darse a conocer e intentar obtener un puesto de asistente en un estudio de fotografía es presentarse personalmente, quizás dejando en visión tu propio book. En alternativa, podéis consultar los portales de empleo generalistas, aunque no son el lugar más adecuado, donde encontrar un empleo en el ámbito fotográfico.